Ducha loca

Adiccion a las prostitutas nuemeros de prostitutas

o pagar los servicios públicos. Siguió frecuentando travestis, al punto que cuando acordaron casarse, Diego hizo su despedida de soltero con dos travestis. Aceptó la invitación y desde ese momento su vida cambió para siempre. El sexo con amor le pareció mejor, más intenso, más sublime que todas las experiencias aberrantes que había vivido en el pasado. Se imaginó que con ese dinero se comía algo y hacía las diligencias en taxi. Después de eso comenzó a asistir al menos una vez a la semana para que la chica de la recepción lo masturbara mientras veía videos pornográficos. Se masturbaba soñando con mujeres que caían rendidas a sus pies, pero su realidad era muy diferente.

Adiccion a las prostitutas nuemeros de prostitutas - Diego y

El dolor que le había traído su compulsión por las prostitutas lo había llevado a pensar en que no podía volver a buscarlas, pero la vida le dolía cuando no estaba con ellas. Ella hacía poco había terminado una relación sentimental con un hombre sociable y dicharachero por infidelidad y le pareció que un hombre callado y tímido como Diego, jamás podría ser infiel. Tenía un hijo, una esposa a quien amaba, y un restaurante exitoso y cada vez más prometedor; era considerado un ejemplo para todos sus familiares en Pereira; les estaba dando empleo a dos primos suyos que habían venido a Bogotá a seguir sus pasos. Diego decidió celebrar el éxito que había alcanzado. Decidió hacerse la de la vista gorda, pues una cantidad tan pequeña de dinero no los afectaba. adiccion a las prostitutas nuemeros de prostitutas

0 pensamientos en “Adiccion a las prostitutas nuemeros de prostitutas”

Comentario

Su dirección de correo electrónico no se publicará. Los campos requeridos están marcados *